jueves, 25 de julio de 2013

DONDE SE NARRA UN ENTIERRO LÚBRICO- FESTIVO. (XIV)


Terminada la ceremonia, fuimos al tanatorio “Talita Cumi” a incinerar los restos de tío Jota.

Al abrir el féretro, tío Jota seguía guiñando el ojo y, ante la sorpresa, pasmo, y desconcierto general, encontramos en su interior al comisario Benoit, en una posición que desdecía del cargo y posición que ocupa. Tío Jota boca arriba cucando el ojo, y el comisario oculto debajo del cadáver, con la cabeza en la entrepierna de Jota.

- ¿Pero no se han dado cuenta al cerrar el ataúd que me encontraba en su interior como sardina en bata?- exclamó enfadado mientras escupía unos pelillos de su lengua.

- Es que pensamos que usted pertenecía al “cortejo” fúnebre- explicó el funcionario de Pompas.

- ¿Qué está insinuando cuando dice eso de “cortejo”...¿de cachondeíto conmigo?...

El cuerpo de tío Jota fue introducido en una caja de cartón de un frigorífico Westighouse y puesto a fuego a una temperatura de 1.150 grados en sangre. Previamente, fueron entregadas a la familia sus pertenencias: los calcetines, un supositorio, los calzoncillos, el cinturón, los tirantes, un preservativo,un pearcing en el ombligo, el postizo /bisoñé  hecho de pelo púbico de cabello de indio...

Comenzó a arder la pira y, ante el asombro de amateurs y profesionales, un estallido chispeó de las llamas...se les había olvidado en el interior del cuerpo putrefactado el marcapasos “New Holland 315, 16 válvulas” de tío Jota, saltando a la cara de una de las hermanas Flamarique....poco después, otro fogonazo bramó de entre las llamas...era el sonotone de tío Jota, que salió , en parábola maravillosa, hasta la boca de Estefanía de Mónaco, que bostezaba en ese instante.

Terminada la ceremonia nuestro estupor fue espeluznante al ver sobresaliendo de entre las cenizas un enorme falo, erecto , de color plateado, hidraúlico, de tres componentes: dos cilindros, una bomba, y además un depósito. Este último estaba colocado entre lo que fueron los músculos inginales.

Todo el pene postizo refulgía allí, solitario y enhiesto, desafiante al tiempo, moviéndose de arriba abajo..

 - ¿Qué es eso?- me preguntó Carlota entre jipidos desconsolados.

- Parece una réplica de la Torre Eifel, ya sabes que tu tío era muy francés.

- ¡Qué romántico!- lloró mientras yo desplegaba mi pañuelo (hizo un curioso ruido de velcro al hacerlo) y le enjuagaba las lágrimas.

A la salida del crematorio vi llegar unos cuervos y se posaron en unos postes. Si en cada poste se posa un pajarraco, uno de estos quedará sin poste. Pero si en cada poste se posan dos cuervos en uno de los postes no habrá bicho. ¿Cuántas eran los cuervos y cuántos los postes?
--------------------
GANARON C.S. Y LUX...

HOY JUBAMOS EL Nº 20310 DE LA ONCE.



5 comentarios:

  1. Hay cuatro cuervos y tres postes

    ResponderEliminar
  2. A ver:

    Siendo X el número de postes e Y el de cuervos.
    El número de postes es el de cuervos menos uno
    X=Y-1
    Y si dividimos los cuervos de dos en dos tendremos el de postes menos uno
    Y/2=X-1
    Por lo que X=3 e Y=4

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Hola Suso,
    hay cuatro pájaros y tres postes,
    sal y pimienta

    ResponderEliminar